martes, 20 de agosto de 2013

Trekking por los Picos de Europa: Sotres-Refugio de Urriellu. A la sombra del Picu



Acabamos de llegar del gran Norte, donde hemos disfrutado 
de una de las rutas, sin duda, más bonitas del Parque Nacional de Picos de Europa: la aproximación hasta el refugio de Urriellu, a los pies del Picu o Naranjo de Bulnes, desde las invernales del Texu, cerca de Sotres.







Invernales del Texu
Para acceder a esta zona de Picos de Europa, nosotros tomamos la carretera AS-114 desde Panes (veníamos de Cantabria), y atravesamos el impresionante desfiladero del Cares, que por sí solo ya merece una visita. En Arenas de Cabrales nos desviamos por la AS-264 siguiendo el Cares, y atravesamos un paisaje espectacular. Poco antes de llegar a Sotres, en una curva cerrada a la izquierda, parte a la derecha y en bajada una pista de tierra, la cual deberemos coger.


Seguidamente aparecen un conjunto de cabañas, las invernales del Texu, y un desvío de la pista a la derecha. La pista inicia una subida con curvas muy cerradas y una fuerte pendiente. Se continúa hasta encontrar una barrera que cierra el paso, donde aparcamos (ver mapa) y pasamos la noche.

Nuestra ruta comenzó aquí, subiendo una ligera pendiente hasta el Collado de Pandebano, donde las vistas, con los Picos Albos en frente, son de muerte. Es el lugar perfecto para desayunar un buen sobao con un batido, y cargarte de energía para el resto de la ruta.
Subida al collado de Pandebano y las vistas de los Picos Albos
El camino sigue hacia la izquierda, en dirección a unas cabañas (quiero una!!), la mini aldea de la Tenerosa, donde hay un pequeño refugio+cantina.
No es Suiza!, es Picos de Europa

Cabañas de la Tenerosa

El sendero continúa hacia la Vega de Urriellu, donde ya nos metemos de lleno en un paisaje abrupto, de alta montaña, con unas paredes, unos tajos y unas moles calizas de infarto, hasta llegar a la curva mágica (dícese de toda curva en el camino donde la visión de una montaña te quita el aliento), donde encaras el Picu con todo su poder.

Aunque sea muy repetido, las vistas son espectaculares: el Picu en frente, los Albos a su derecha, abajo del valle el pueblecito de Bulnes...hay tantas cabañas diseminadas por los valles que uno no deja de preguntarse cómo vivía la gente por aquí hace 50 años. Paredes y mas paredes, caliza, profundos valles, gris y verde, la luz, el silencio...energía pura.
Ascendiendo suavemente vas acercándote al Picu, alcanzando el refugio Urriellu en 2 horitas y media desde el coche. Hay fuentes en las invernales del Texu, en el refugio de la Tenerosa (45 min desde el coche), y en el refugio de Urriellu (2 horas y media).
El Picu (2519 msnm), y a sus pies el refugio de Urriellu (1953 msnm)
Definitivamente esta ruta es para disfrutarla y maravillarte de cómo la naturaleza ha moldeado la Tierra. La atracción que se siente y la energía que emanan estas montañas hacen de éste un sitio mágico.

Y que mejor celebración que tomando una buena sidra y un bañito en el Cares!!

Me gustaría acabar dedicando esta crónica a mi amigo Pelayo, oriundo de estas tierras asturianas, amante de la montaña y que con tanto cariño me habla de Picos y del Gran Norte.

1 comentario:

  1. Una pasada chicos aunque en Junio había nieve a reventar

    ResponderEliminar