domingo, 24 de febrero de 2013

BTT en Tierras Manchegas



Durante los días 1-3 de Febrero, el CMSN se fue a tierras manchegas para disfrutar de la bicicleta entre castillos, pueblos medievales y temperaturas entre -1 y 5ºC. Concretamente nos encontramos entre la comarca de Riofrio del Llano y Atienza, por donde la ruta de la Lana enlaza Guadalajara con el camino de Santiago. Como campamento base nos establecimos en el pequeño pueblo de Riofrio del Llano, en la casa de los abuelos Matías y Cándida. El primer día tomamos la ruta de la Lana al noroeste para llegar al pueblo de la Bodera. La ruta comienza subiendo por un bosquete de rivera, hasta tomar la carretera que llega al pueblo; de aquí se sigue por una pista ascendente que parte hacia el norte y se dirige hacia la peña de la Bodera. 

Iglesia de Riofrio (s. XIV); subida a la peña de la Bodera (1408 m);bajada por el collado norte dirección Atienza



Seguimos por una bajada en medio de un robledal que nos lleva directos a la antigua ciudad-fortaleza de Atienza, que nos recibe con su torre de origen musulmán encaramada en una peña caliza en lo alto de una colina, donde se asienta el pueblo. Atienza es un pueblo muy bonito donde se puede admirar una arquitectura civil con preciosas casas de diferentes siglos, que aguantan el paso del tiempo. Desde Atienza nos dirigimos al pueblo de Cincovillas, con su antiguo lavadero y sus casas de piedra. La vuelta a Riofrio es un tranquilo paseo por la carretera CM-101, 30 minutos llaneando para relajarse y llegar a la deseada chimenea.

Torre de Atienza; callejuelas medievales. Lavadero e Iglesia de Cincovillas.
El segundo día nos dirigimos por la ruta de la Lana hacia el este cogiendo la pista forestal que sale de Riofrio y atraviesa el río, el antiguo camino de Sigüenza. Tras 30 minutos por bosquetes de coscojas y encinas, llegamos a un paso donde hay que echarse la bici al hombro y atravesar una trialera.  

Salida de Riofrio por el antiguo camino de Sigüenza, atravesando bosquetes de coscoja y encina.

La zona es impresionante, y el bosque se cierra dejando un estrecho paso entre los árboles por donde nos deslizamos hasta llegar al embalse del Atance, cuya cola llega cerca del cañón de Santamera, nuestra próxima parada. Este pequeño pero espectacular cañón excavado por el río Salado, acoge una importante población de buitre leonado. 

Cañón de Santamera.

Tras un descanso en la pequeña pedanía de Santamera, proseguimos por pista hasta Imón, donde sus grandes salinas, ahora abandonadas y durante mucho tiempo las de mayor producción en la península Ibérica, nos dan una idea de la importancia que representó la sal para la comarca. Desde Imón se puede llegar hasta Olmeda de Jadraque, donde hay otras salinas, nosotros nos desviamos antes para volver a Santamera, y de aquí hasta Cercadillo, donde tomamos la CM-110 unos kilómetros hasta coger nuevamente una pista que nos llevó hasta Riofrio por medio de campos de cultivo y algún que otro grupo de corzos.

Camino de Imón, con las salinas del río salado, y vuelta a Riofrio vía Cercadillo.

1 comentario:

  1. Anónimo26/2/13 1:25

    Ya tenemos que salir otra vez al BTT!

    ResponderEliminar