martes, 14 de marzo de 2017

CIRCO DEL VELETA-CERRO DE LOS MACHOS

Este fin de semana, el CMSN se marcó una ruta muy completa por Sierra Nevada (Granada) al enlazar el circo del Veleta con la ascensión al Cerro de los Machos (3327 m), para terminar la circular llegando hasta el Refugio de La Carihuela y bajada hasta la Hoya de la Mora. Un día de montaña excelente!








La expedición comenzó un poco atormentada, pues nuestra intención era llegar de noche a la Hoya (2500 m) y poder dormir allí, lo cual nos servía de aclimatación! pero todo se truncó a los 30 km de salir de casa ya que tuvimos un imprevisto mecánico y nos vimos forzados a retirarnos al campo base del Rincón de la Victoria (cota 0 m) y aclimatar allí...Pero como somos un equipo de guerreros de la montaña a las 4 horas ya estábamos arriba otra vez para salir a las 6 am en dirección a la Sierra.


Llegamos a las 8 am y nos dirigimos rápido y veloz al bar del Albergue Universitario para meternos un desayuno...pero estaba cerrado! Estaba claro que tantas señales negativas no presagiaban nada bueno, menos mal que teníamos un buen surtido de donuts industriales bien cargados de grasas vegetales que nos ayudaron a superar este trauma...



A las 9 am salimos ligeros de ropa hacia el Veleta, para al llegar a la zona de Las Posiciones, bajar por un sendero hacia el circo del Veleta, el cual se mostraba en todo su esplendor y con varias cordadas afrontando el canuto del Veleta, el cual no dejábamos de observar con ganas de escalarlo...pero lo dejamos para otra ocasión.


La nieve estaba a ratos blanda y se hundían las botas, haciendo la progresión un poco pesada y forzándonos a parar y descansar cada 10 minutos.

Poco a poco fuimos encarando la ladera del Cerro de los Machos, que con sus 35º a la sombra y nieve algo mas dura permitió una subida dura pero agradable. 


La llegada al collado, por encima de 3100 m, nos permitió disfrutar del sol abrasador y de las caras norte de La Alcazaba y del Mulhacén, precioso!

Marek (CEO del CMSN) en el collado entre el Veleta y el Cerro de los Machos
Javi y Marek en la cima del Cerro de los Machos, con La Alcazaba y el Mulhacén detrás
Tras disfrutar de un buen bocadillo (ver entrada a la nueva sección de Gastronomía de montaña), continuamos bordeando el Veleta en dirección al refugio de La Carihuela (3229 m) disfrutando de una travesía suave y muy gozosa.


Y de aquí a la Hoya en 2 horitas bajando poco a poco y atravesando las pistas de esqui. Esperábamos ver un poquito más de ambiente por estar celebrándose los campeonatos del mundo de Snowboard y Esquí...pero nos quedamos con las ganas :(


jueves, 23 de febrero de 2017

CIRCULAR POR CABEZAS DE HIERRO-GUADARRAMA

 El CMSN se marcó ayer una peazo de ruta en la sierra de Guadarrama, ascendiendo el segundo pico más alto tras el Peñalara y haciendo una bonita circular que integró el Cabeza de Hierro mayor y menor, el Cerro de Valdemartín y la Loma del Noruego (tiempo: 5 h, 8:00-13:00). 





La ruta transcurrió en un ambiente muy alpino y durante todas la ascensión por la cara norte de este sector de la sierra, con unas condiciones perfectas de nieve (ni muy dura ni muy blanda) que permitían progresar con los crampones perfectamente.







Se comienza en el parking del puerto de Cotos y pilla la carretera que va a las estaciones de esquí hasta que encuentra un camino muy bien marcado hacia la izquierda y que lleva al refugio Pingarrón, localizado en una zona estupenda cerca del río y con unas vistas impresionantes del macizo de Peñalara y del macizo de las Cabezas de Hierro.
Refugio Pingarrón, con el Peñalara a la izquierda y las Cabezas de Hierro a la derecha
Llegado al refugio hay que bajar hasta el río bajando un poquito hacia la derecha, para cruzarlo sobre un puente de madera y seguir hacia la izquierda por un camino bien marcado (señales de PR blancas y amarillas en los pinos).

Se da la vuelta a la loma y se continúa hasta llegar a un cruce con una señalización (Rascafría y Cabeza de Hierro). Para subir por la canal que hay justo debajo del Cabeza de Hierro mayor hay que tomar el camino que baja (dirección Rascafría), ya que te lleva directo al río y a continuación comienzas a subir poco a poco por el bosque, siguiendo alguna huella si la hubiera, hasta que sales del bosque y ves la canal a tu izquierda.


Saliendo del bosque y encarando la parte dura de la ruta











Ascendiendo por la canal, con los "pulmones" detrás y el Cabeza mayor arriba

Vista de todo lo recorrido, con el Peñalara al fondo
Como la nieve era perfecta se puede ir ascendiendo con paso firme hasta llegar a dicha canal a la altura de los famosos "pulmones". Las vistas son impresionantes! A partir de aquí hay que continuar ascendiendo como te sientas mas a gusto, puedes tirar hacia la izquierda para salir justo en la vertical del Cabeza mayor (lo que tocó ese día), o en línea recta para salir en lo alto del collado que separa ambas Cabezas.


Cima del Cabeza de Hierro mayor
Una vez arriba se ve fácilmente el punto geodésico que marca la cima del Cabeza mayor. Ayer hacía bastante viento en la zona alta que venía del sur, y que baja la sensación térmica a bajo cero. Con una corta paradita a refugio del viento para el bocadillo de jamón con salchichón y mayonesa, se continuó hacia la segunda cima del día, el Cabeza menor (10 min), y de aquí hacia el Cerro de Valdemartín (40 min) disfrutando de las vistas.

Vista desde el Cabeza mayor de toda la ruta

Cima del Cabeza de Hierro menor
Una vez llegado al cerro tienes delante las pista de esquí, que se atraviesan con cuidado para llegar a la Loma del Noruego para ya bajar tranquilamente hasta que te metes en el bosque (precioso...pero cuándo se termina?) y llegas al puerto de Cotos. Una ruta fantástica para hacer en medio día!

martes, 21 de febrero de 2017

ASCENSIÓN AL AIZKORRI

Montes Vascos
El pasado 18 de febrero, el CMSN plantó la bandera del club en la cima de una de las montañas más emblemáticas del Pais Vasco, el Aizkorri (1528 m). Esta montaña forma parte de la sierra de Aizkorri en los Montes Vascos, donde se encuentran todas las montañas con más de 1500 m del PV, siendo la cumbre más popular en parte por la ermita del Santo Cristo situada en su rocosa atalaya. Según la mitología vasca, cerca del Aizkorri, en el vecino pico Aketegi tiene una de sus moradas Mari, deidad vasca precristiana que habita en todas las cumbres de las montañas vascas y que personifica la madre tierra, dominando las fuerzas del clima y del interior de la tierra y de ella vienen los bienes de la tierra y el agua de los manantiales.



Arco medieval del paso de San Adrián
La ruta comenzó en uno de los aparcamientos que hay en las cercanías del acceso al paso de San Adrián, por donde se cruza la sierra a través de una cueva natural por una calzada medieval que unía la meseta con los pasos norteños hacía la costa cantábrica. El camino de Santiago francés tenía paso por la peña de San Adrián y fue recorrido desde el siglo XI pero de forma intensa a partir del XIII. La verdad es que atravesar la sierra por este paso y sobre una calzada romana que te lleva a un bosque de hayas es algo espectacular!
Ermita de San Adrián
















Calzada romana en el hayedo
La ruta continúa por la calzada durante 1.5 km, para girar a la derecha en dirección a los llanos de Urbia (se sitúan a 1.000 m de altitud) a través del bosque. Cuando se llega a unos 1150 m hay que buscar las marcas rojas en los árboles que hay a la derecha del camino para ir bordeando la sierra y, poco a poco, ir encarando el Aizkorri. El paseo es precioso, siempre bajo las copas de las hayas, que en esta época del año carecen de hoja.


La última media hora de subida se hace por roca, teniendo cuidado con los tobillos y de no caerte y abrirte la cabeza.

Cuando llegas a la crestería y ves el desfiladero que da a la cara este te quedas sin aliento.

Y poco a poco vas subiendo hasta que llegas al refugio, la ermita y por fín la cima, donde hay una cruz y un buzón montañero con forma de hacha clavada en un tronco, estilo vasco 100%!

Ermita del Santo Cristo y refugio en la cresta del Aizkorri

Es de destacar que por aquí discurre una de las carreras de montaña más importantes del mundo, la Zegama-Aizkorri (42 km), que atrae a los mejores corredores de montaña del planeta, y cuyo recorrido, sino corriendo, habrá completar en alguna ocasión. Al llegar a la cima del Aizkorri tuvimos la ocasión de conocer a uno de estos corredores, el gran Kepa de Araia, quien nos estuvo contando varias anécdotas de esta carrera en la que él suele participar.

viernes, 10 de febrero de 2017

ASCENSIÓN AL PICO PEÑALARA

Ayer jueves 09 de febrero, en una ventana de buen tiempo, el CMSN ascensió por segundo invierno consecutivo la montaña más alta del sistema ibérico central, el pico Peñalara (2428 msnm) en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama.
Recordar siempre visitar el centro de interpretacion del Parque para que te den las últimas noticias, incidencias, estado del terreno, etc.












En esta ocasión no había tanta nieve, pero las bajas temperaturas y el viento hicieron que ésta se mantuviera congelada, haciendo imprescindible el uso de crampones y piolet, permitiendo una progresión muy buena. La ascensión se realizó atravesando todo el collado sur a media altura, pudiendo disfrutar de preciosas vistas de la montaña y de los saltos de agua congelados que tapizaban el granito, dándole a la montaña una imagen fabulosa.




A continuación se tomó una canal que subía en 40º y te dejaba muy cerquita de la parte alta de la montaña, llegando a la cima a las 13:00. El descenso se realizó por la ruta clásica.



jueves, 19 de enero de 2017

LOS CONFINES DEL MUNDO – Isla de São Miguel

Recientemente el CMSN ha estado explorando los rincones de una de las islas más sorprendentes del Océano Atlántico, São Miguel. La isla de S. Miguel pertenece al archipiélago de las Azores (Portugal), y forma parte de la Macaronesia junto a Canarias, Cabo Verde, Madeira e Islas Salvajes. El término Macaronesia tiene origen griego y significa "islas afortunadas", la morada del extremo Occidental del mundo de los héroes difuntos según la mitología, ¡y no les faltaba razón!.





São Miguel es la mayor isla del archipiélago de las Azores (65 km de largo y entre 8 y 16 km de ancho) y también la más importante. Lo primero que llama la atención de São Miguel es su verdor, no obstante a la isla se le conoce también como la “isla verde”.





La isla se compone de un antiguo macizo en el extremo este y de tres estratovolcanes: Sete Cidades, Fogo y Furnas. Estos macizos volcánicos están unidos entre ellos por alineamientos recientes de conos de escorias. El estratovolcán de Sete Cidades es conocido sobre todo por su gran caldera de 5 km de diámetro, y las lagunas de su interior (Lagoa Verde al sur y Lagoa Azul al norte).







El estratovolcán de Fogo ocupa el centro de la isla, con una caldera de unos 3 km de diámetro, mientras que el tercer estratovolcán es el de Furnas, que ha conocido dos erupciones en época histórica, en 1440 y 1630, y donde se cocina el famoso cocido de Furnas.



Es super curioso porque los cocineros de Furnas llevan los ingredientes hasta la zona de los géisers para meter la olla bajo tierra y aprovechar el calor natural que emana de esta zona volcánica. Al cabo de unas horas de lenta cocción se obtiene el manjar...











Por supuesto, el componente gastronómico es una parte fundamental de las expediciones del Club, y por ello nos metimos una bandeja de cocido de Furnas entre pecho y espalda, ¡y también dimos cuenta de las sabrosísimas piñas que se cultivan exclusivamente en S. Miguel! Y qué decir de las queijadas y los pasteles de nata…¡¡¡¡¡ummmm!!!!! Y ese bacalao...¡¡¡ai omaaa, si es que siempre les sale en su punto!!!






La isla es un pequeño paraíso para el senderismo, pues presenta numerosas sendas y rutas por las que ir descubriendo sin prisas sus valles, colinas, volcanes, lagos, acantilados, playas de arena negra, pueblos, géisers, ¡y hasta termas! La isla es que tiene de todo, por eso es una gozada.













Varios senderos cruzan las calderas de los volcanes y bajan hasta el nivel de los lagos interiores, descubriendo a su paso grandes bosques de cedro japonés. Sorprende la gran cantidad de vacas que hay en la isla, dándole un aspecto muy alpino pues siempre andan por pastos con cedros de fondo, y es que sus fértiles tierras producen cereales, vino y fruta, y alimentan al ganado bovino, uno de los principales recursos de la isla.




También producen té. ¡Sí sí, té! Y eso que estamos a miles de kilómetros de la India o China. El cultivo de la planta del té comenzó a finales del s. XIX cuando tras la pérdida de varias cosechas de patata, la población comenzó a experimentar con nuevos cultivos, y entre otras semillas, llegaron las de la planta del té. Y resulta que fue todo un éxito, de hecho se llegaron a desarrollar más de 80 empresas y sus respectivas plantaciones, de las cuales hoy día sólo quedan dos, siendo muy recomendable la visita a alguna de ellas (¡nosotros visitamos Cha Gorreana y nos encantó!).