viernes, 10 de febrero de 2017

ASCENSIÓN AL PICO PEÑALARA

Ayer jueves 09 de febrero, en una ventana de buen tiempo, el CMSN ascensió por segundo invierno consecutivo la montaña más alta del sistema ibérico central, el pico Peñalara (2428 msnm) en el Parque Nacional Sierra de Guadarrama.
Recordar siempre visitar el centro de interpretacion del Parque para que te den las últimas noticias, incidencias, estado del terreno, etc.












En esta ocasión no había tanta nieve, pero las bajas temperaturas y el viento hicieron que ésta se mantuviera congelada, haciendo imprescindible el uso de crampones y piolet, permitiendo una progresión muy buena. La ascensión se realizó atravesando todo el collado sur a media altura, pudiendo disfrutar de preciosas vistas de la montaña y de los saltos de agua congelados que tapizaban el granito, dándole a la montaña una imagen fabulosa.




A continuación se tomó una canal que subía en 40º y te dejaba muy cerquita de la parte alta de la montaña, llegando a la cima a las 13:00. El descenso se realizó por la ruta clásica.



jueves, 19 de enero de 2017

LOS CONFINES DEL MUNDO – Isla de São Miguel

Recientemente el CMSN ha estado explorando los rincones de una de las islas más sorprendentes del Océano Atlántico, São Miguel. La isla de S. Miguel pertenece al archipiélago de las Azores (Portugal), y forma parte de la Macaronesia junto a Canarias, Cabo Verde, Madeira e Islas Salvajes. El término Macaronesia tiene origen griego y significa "islas afortunadas", la morada del extremo Occidental del mundo de los héroes difuntos según la mitología, ¡y no les faltaba razón!.





São Miguel es la mayor isla del archipiélago de las Azores (65 km de largo y entre 8 y 16 km de ancho) y también la más importante. Lo primero que llama la atención de São Miguel es su verdor, no obstante a la isla se le conoce también como la “isla verde”.





La isla se compone de un antiguo macizo en el extremo este y de tres estratovolcanes: Sete Cidades, Fogo y Furnas. Estos macizos volcánicos están unidos entre ellos por alineamientos recientes de conos de escorias. El estratovolcán de Sete Cidades es conocido sobre todo por su gran caldera de 5 km de diámetro, y las lagunas de su interior (Lagoa Verde al sur y Lagoa Azul al norte).







El estratovolcán de Fogo ocupa el centro de la isla, con una caldera de unos 3 km de diámetro, mientras que el tercer estratovolcán es el de Furnas, que ha conocido dos erupciones en época histórica, en 1440 y 1630, y donde se cocina el famoso cocido de Furnas.



Es super curioso porque los cocineros de Furnas llevan los ingredientes hasta la zona de los géisers para meter la olla bajo tierra y aprovechar el calor natural que emana de esta zona volcánica. Al cabo de unas horas de lenta cocción se obtiene el manjar...











Por supuesto, el componente gastronómico es una parte fundamental de las expediciones del Club, y por ello nos metimos una bandeja de cocido de Furnas entre pecho y espalda, ¡y también dimos cuenta de las sabrosísimas piñas que se cultivan exclusivamente en S. Miguel! Y qué decir de las queijadas y los pasteles de nata…¡¡¡¡¡ummmm!!!!! Y ese bacalao...¡¡¡ai omaaa, si es que siempre les sale en su punto!!!






La isla es un pequeño paraíso para el senderismo, pues presenta numerosas sendas y rutas por las que ir descubriendo sin prisas sus valles, colinas, volcanes, lagos, acantilados, playas de arena negra, pueblos, géisers, ¡y hasta termas! La isla es que tiene de todo, por eso es una gozada.













Varios senderos cruzan las calderas de los volcanes y bajan hasta el nivel de los lagos interiores, descubriendo a su paso grandes bosques de cedro japonés. Sorprende la gran cantidad de vacas que hay en la isla, dándole un aspecto muy alpino pues siempre andan por pastos con cedros de fondo, y es que sus fértiles tierras producen cereales, vino y fruta, y alimentan al ganado bovino, uno de los principales recursos de la isla.




También producen té. ¡Sí sí, té! Y eso que estamos a miles de kilómetros de la India o China. El cultivo de la planta del té comenzó a finales del s. XIX cuando tras la pérdida de varias cosechas de patata, la población comenzó a experimentar con nuevos cultivos, y entre otras semillas, llegaron las de la planta del té. Y resulta que fue todo un éxito, de hecho se llegaron a desarrollar más de 80 empresas y sus respectivas plantaciones, de las cuales hoy día sólo quedan dos, siendo muy recomendable la visita a alguna de ellas (¡nosotros visitamos Cha Gorreana y nos encantó!).




viernes, 21 de octubre de 2016

MENDI TOUR 2016

Ayer jueves 20 de octubre el CMSN estuvo presente en la cita que el Bilbao Mendi Film Festival realizó en los cines Cinesa Proyecciones de Madrid.

Esta cinta se encuadra dentro del Mendi Tour que viene celebrando la organización del Festival por parte de la geografía española para dar a conocer uno de los festivales de cine de montaña con mejor reputación del mundo.












A la cita asistieron grandes figuras del alpinismo nacional, como Carlos Soria y Juan Vallejo (izquierda), con los cuales estuvimos charlando, los responsables de la Librería Desnivel, y el director del Mendi Fest.



En esta cita pudimos disfrutar de dos de las películas presentes en el cartel del año pasado del Mendi Fest:

2T on Chamlang: documental de 30´ donde la cordada Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza, dentro del proyecto WOPeak, alcanzaron la cima del Chamlag (7319 m) por la ruta japonesa.







Jurek: película documental que narra la vida y aventuras del mejor alpinista polaco de todos los tiempos, Jerzy Kukuczka. Jurek fue la segunda persona en completar los 14 ochomiles, después de Reinhold Messner, aunque para muchos alpinistas fue el mejor de todos los tiempos. Jurek completó los 14 ochomiles en tan solo ocho años, y tiene como mayor mérito ser el único hombre en el mundo que ha conquistado cuatro ochomiles en invierno. Murió en octubre de 1989 atacando la cara sur del Lhotse (Nepal).

domingo, 13 de marzo de 2016

ASCENSIÓN AL PICO DE PEÑALARA

Este sábado 12 de marzo el CMSN se apuntó una nueva cima con el pico Peñalara, la montaña más alta de Madrid y Segovia (2428m). Esta montaña forma parte del macizo granítico de Guadarrama, un bonito parque nacional donde abundan las lagunas de origen glaciar.







Como suele ocurrir en este tipo de salidas, comenzamos a las malditas 5:30 de la madrugada (para cuándo la teletransportación?!?!) haciendo los bocadillos (todo un clásico de los bocadillos de montaña: salchichón con tomate y mayonesa); pillamos el coche y a las 7:00 comenzamos a subir hacia el puerto de Navacerrada, encontrando abundante nieve que en cotas altas presentaba un espesor de hasta 1 metro!

Llegamos al parking del puerto de Cotos a las 7:30, y estaba casi lleno!!!! Menos mal que había un par de huecos, y pudimos aparcar. En el parking había como 20 caravanas y furgonetones (maldita envidia!) donde seguro no habñian tenido que madrugar para pillar hueco…


Cima del Hermana Menor
La actividad era ya frenética a esta hora: gente de todo tipo y condición vistiéndose y preparándose para la nieve, desde los montañeros, los frikis y las familias con los niños y la abuela. Y nosotros? pues tranquilamente nos pusimos a desayunar: empanadas de jamón y queso, donuts y xuxo con batido de chocolate.

Cuando el frenesí popular hubo disminuido, nos pusimos en acción: polainas, botas, gorro, gafas de sol, mochila con piolets, bastones, casco, etc. Y comienza la aventura! Empezamos por la caseta de información del parque, pasamos el mirador de la gitana, y tras dejar atrás los pinos ascendimos hacia la hermana menor (2271m), de aquí a la hermana mayor (2285m), y finalmente al Peñalara, donde hicimos cumbre a las 12:00.



Cima del Peñalara
La verdad es que la ascensión fue genial porque la nieve estaba dura, las vistas eran espectaculares en 360°, con muchos picos nevados y un mar de nubes precioso hacia Segovia.







En la cresta entre el Peñalara y el risco de los claveles
Tras las fotos de rigor y mandar mensajes a la central del CMSN en Málaga, proseguimos la ruta circular que nos habíamos marcado hacia el risco de los claveles, el cual bordeamos sin dificultad siguiendo huella abierta por otros montañeros. Muy muy bonito! Bajamos hasta la laguna de los pájaros, la cual estaba cubierta por un espeso manto de nieve, y donde pudimos por fin disfrutar de un descanso y el merecido bocadillo, amén de unos dátiles.


La nieve estaba ya muy blanda y te hundías mucho, por lo que la parte final de la ruta fue más pesada, pero igualmente bonita por tener vistas a la cara este de todos los picos del macizo. Llegamos al coche a las 15:30, y aquí comenzó la otra parte de la aventura, bastante menos placentera: salir del parking y bajar a la M-40 en medio de un caos de coches y gente.


VIA VERDE DEL ACEITE

Este fin de semana (5-6 de marzo) nos hemos ido a la vía verde del aceite, entre las provincias de Córdoba y Jaén, Andalucía pura! Una vía verde que atraviesa infinitos campos de olivo, y que en este época está llena de gente del campo trabajando en la poda de los olivos.
 Este vía verde es la segunda más larga de España, pero hay planes de que se convierta en la número 1, ya que se van a abrir nuevos tramos que harán que supere los 150 km!!! Nuestro punto de partida fue Doña Mencía, cerca de Cabra, y aprovechamos las excelentes infraestructuras asociadas a la vía verde con que cuenta este pueblo cordobés: amplio aparcamiento, zona de camping, bar, alquiler de bicis, fuente, etc.

Tras preparar las bicicletas, alforjas llenas de comida, ropa y sacos de dormir, nos pusimos en marcha dirección Jaén. Este tramo de la vía comienza en descenso hasta el río Guadajoz, y pasa muy cerca de pueblecitos blancos como Zuheros, con su impresionante castillo en lo alto de un risco rocoso; Luque, con su bonita estación reconvertida en restaurante (con 2 vagones como comerdor!!!) y museo del aceite; la laguna del Conde (estaba vacía) y el embalse de Vadomojón, que se atraviesa sobre un impresionante puente de hierro del s XIX y que llega a la linde Córdoba-Jaén.

A partir de aquí la vía asciende muy suavemente pasando por la laguna Honda, y continúa hasta el cruce hacia el pueblo jienense de Alcaudete, adonde nos dirigimos para conocer su impresionante castillo calatravo, situado en la encrucijada de caminos que unen Córdoba, Granada y Jaén, y que ha desempeñado un papel estratégico a lo largo de la Historia. Empezó como alcázar islámico (época emiral, s VIII-X) y pasó a ser fortaleza de la Orden Militar de Calatrava (s XIII), edificando una imponente fortaleza que fue conocida como inexpugnable. Tuvimos suerte, y el municipio de Alcaudete nos invitó a pasar la noche en su albergue municipal, a lo cual no pudimos negarnos, teniendo además la posibilidad de caminar y disfrutar de las calles (y cervecitas fresquitas) del pueblo.


Al día siguiente tocó la vuelta, la cual hicimos lenta y disfrutona parando en todos los puntos interesantes que habíamos visto el día anterior. Al llegar al punto de inicio se estaba celebrando el Bike Festival de Doña Mencía, con carpas, atracciones, trial, expositores, etc. Nosotros acabamos la ruta en el restaurante Morejón, detrás del ayuntamiento, comiendo sopa de albóndigas y flamenquines!!


viernes, 26 de febrero de 2016

MARCHA INVERNAL POR SIERRA NEVADA

Hoy domingo 21 de febrero me he marcado una marcha invernal en solitario por Sierra Nevada. Y la aventura ha comenzado al atravesar el túnel a la salida de Granada que da acceso a la carretera de la Sierra, pues había una señal luminosa que avisaba del uso de cadenas a partir del km 36! Era la noche del sábado al domingo, sobre las 2:00 de la madrugada, y pretendía dormir en la Hoya de la Mora y evitarme así el madrugón del domingo. Aunque llevaba cadenas, prefería no tener que ponerlas. Según mis cálculos y el aviso luminoso, el km 36 es aproximadamente la última subida al pasar el desvío de Pradollano. En esta ocasión, y a diferencia de cuando subimos la última vez (la nieve empezaba a partir de los 2700m), había nieve al pasar los 1600m, mucha nieve! Y las señales luminosas se repetían cada pocos kilómetros. Parecía que iba a estrenar las cadenas que me habían prestado.

El punto clave fue al pasar el desvío a Pradollano, porque empezó a nevar y a soplar un viento muy fuerte, parecía que me estaba metiendo en la boca del lobo…o del Yeti!!! A todo esto llegó la señal del km 36, así que aminoré la marcha a 30 km/h y no aparté la vista del asfalto en busca de señales de escarcha o hielo. Y estando tan concentrado mirando al asfalto no me di cuenta que delante tenía un grupo de cabras montesas cruzando!! Poco a poco fui subiendo de altitud, 2100…2300…2400…cada vez más viento y más nieve…hasta que llegué a la Hoya! Oh yeah!! Y encontré un único hueco en el parking del Albergue Universitario (menos mal porque el parking de la zona de los trineos estaba bajo una capa de 50cm de nieve-hielo!! Así que aparqué, bajé el respaldo del asiento del coche y me preparé para dormir dentro de 2 sacos!.

Peazo de día que amaneció…cielo azul y sin nubes!, aunque con rachas fuertes de viento. Me metí una palmera gigante de chocolate y un zumo de piña, me vestí de faena, preparé el material, y listo para patear! Subí por la carretera dirección Borreguiles, y cuando llegué, decidí subir en dirección a la antena gigante por una ladera de su promontorio bastante chula. Había zonas de nieve polvo donde me hundía hasta casi la rodilla, y otras donde el hielo era muy duro. No tardé mucho en subir hasta la cima de la mini-montañita (2800m).

De aquí continué cresteando hacia el siguiente observatorio (2850m), y cuando llegué me senté en una mesita de madera con vistas a la línea del Cartujo, donde me tomé unos dátiles, una barrita y agua fresquita. Bajé un poco y atravesé una zona de paredes de roca congelada hasta llegar a los pies de una pista de esquí, y como hacía mucho viento, pensé en subir hasta llegar a 3000m y ya volver a la Hoya. Así que saqué el piolet y empecé a subir en línea recta hacia el Veleta. El terreno era hielo azul duro, y aunque iba seguro con los crampis, cuando soplaba el viento parecía que iba a echar a volar! Así que subí a trompicones aprovechando los ratos que no soplaba viento. Cuando llegué al punto en el que pretendía finalizar la subida, el reloj marcaba 3155m! Aquí empezó un paseíto por pistas hacia la Hoya, a donde llegué en 2 horitas tranquilas. Ya en el coche, cambiado y relajado, engullí uno de los 2 bocatas de jamón con tomate que había guardado, y cuando llegué a casa me comí el otro con 2 huevos fritos dentro! Así se acaba un buen en la Sierra. Amén.

domingo, 14 de febrero de 2016

PRIMER TREKKING INVERNAL EN SIERRA NEVADA

El CMSN se fue el sábado 30 de enero a la Sierra a disfrutar de la primera travesía invernal!!
De rojo: el cartero de Marbella.
De gris: el profesor de paddle.
De azul: el maestro guitarrero.
De amarillo pollo: el biologo marino
El variopinto grupo estaba conformado por miembros experimentados (sniff...) y hábiles en terrenos helados, con muchas montañas, colinas y llanuras conquistadas por todo el mundo. La aventura comenzó antes del amanecer tomándonos la bebida de la montaña (un colacaito calentito) en el bar del refugio universitario, como está mandao! La ruta siguió la tradicional subida desde la Hoya de la Mora hacia Borreguiles, donde el grupo hizo una parada técnica para reponer fuerzas e hidratarnos con una bebida espiritual y mágica a base de trigo y levadura.

Proseguimos rumbo a la zona de Laguna de Yeguas, donde tras dar buena cuenta de chorizos y morcillas comenzó la parte más bonita de la ruta, adentrándonos en el caos de bloques y hielo que asoma al Cartujo, y tomando una de las canales de nieve y hielo que asciende por encimas de los 3000.



Obsérvese cómo el profesor de paddle se tira un pedo que le hace despegar de la Tierra
 


Y cuando llegaba lo mejor...tuvimos que dar media vuelta...así son las cosas de la montaña...y de los grupos variopintos! Comenzó entonces un precario descenso donde las fuerzas y la fe comenzaron a brillar por su ausencia. La noche nos envolvió, las estrellas iluminaban nuestro penoso andar y marcaban nuestros pasos. Un miembro de la expedición pidió que le dejaran allí, en medio del hielo y de la incertidumbre. Pero una vez mas la ilusión de ver un nuevo amanecer hizo que buscáramos fuerzas de donde ya no habían y, gritando todos a la vez "valor y coraje!", proseguimos la senda hasta llegar todos sanos y salvos al Toyota del Mario...